UN VIEJO ALMACÉN DE BOEDO
SE VOLVIÓ UN TEATRO DE BUENOS AIRES...
¡BIENVENIDOS!